2020 no será un buen año para la economía. El mundo se topará de nuevo con tal inestabilidad en los bancos de inversión estadounidenses que no tardaremos en entrar de lleno en otra crisis, según advierte JPMorgan Chase. ¿En qué se están basando los peores temores y cuáles son las posibilidades de que finalmente se materialicen?

Una década después del colapso de Lehman Brothers que provocó aquella estrepitosa caída en los mercados financieros y toda una serie de medidas de emergencia que todavía se hacen sentir, los estrategas de JPMorgan Chase se han basado en un modelo con el que han pretendido calcular el momento y el nivel de gravedad de la próxima crisis financiera. El 2020 es el año elegido.

Los datos los han calculado en función de lo que ha durado la expansión económica, de lo que durará la próxima recesión, del grado de apalancamiento, de los precios de los activos financieros y del nivel de desregulación y de innovación financieras anteriores a la última crisis.

El Tesoro de EEUU

CC BY 2.0 / KURTIS GARBUTT / US TREASURYEl mensaje de China a EEUU: si me declaras la guerra, no te compro tu deudaCree que la del 2020 llegará, pero que no será tan devastadora como la de 2008 porque el precio de los activos de los países en desarrollo es ahora inferior a los de entonces.

Como explica uno de los estrategas de JPMorgan Chase, Marko Kolanovic, el mercado bursátil colapsará debido a la abundancia de fondos indexados, de fondos cotizados en bolsa y de fondos de inversión pasivos. Debido a que no habrá suficientes inversores activos que compren fondos pasivos, incluso si estos son baratos no tendrán comprador.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. ¿Okey?